Desarrollo directivo

Identificar puntos de apalancamiento en nuestro desempeño y qué hacer después

Una forma de ayudarte  en tu propio desarrollo profesional es hacer una descripción de  tu puesto de trabajo. Puedes realizar un ejercicio en el que te cuentes a ti mismo en qué consiste,  incidiendo en  los puntos de apalancamiento  más importantes de tu desempeño. De este modo buscarás la forma en obtener  mejoras significativas en tu función.

Te presento esta fórmula  que puedes aplicar:

1. preguntarte en qué aspecto del ejercicio de tu función observas en tí una mayor incomodidad. Esto te llevará a definir el horizonte hacia el que puedes generar mayor desarrollo.

2. trata  de identificar cuál es la forma de operar que te reportaría mejor resultado. Es como definir las competencias que debes reunir cuando estén en ese desempeño concreto. por ejemplo: orintación al cliente, pensamiento  estratégico, tolerancia a la presión. No basta con enunciarlas, sino que es importante que describas en qué consisten para ti, y cuál es el alcance o importancia que tienen. Se trata de hacer un calibrado de cada aspecto competencial.

3. La  tercera cuestión es indicar qué recursos te pueden ser útiles para lograr operar de esa forma. Esta cuestión requiere estar en contacto con uno mismo, algo que no es tan habitual como fuera deseable. .El que cada vez tengan mayor aceptación en el ámbito del desarrollo directivo, actividades relacionadas con el cuerpo o la consciencia plena (mindfunless, yoga, meditación, por ejemplo), no es fruto solamente de una moda. Estas actividades ayudan a ejercitar nuestra consciencia sobre los estados internos que experimentamos . Para tener un dominio sobre nosotros mismos es totalmente necesario ser consciente de qué  nos está pasando. De esta forma podremos ser  capaces de orientar nuestras actitudes y comportamientos. Así por ejemplo el mejorar nuestra serenidad, o el enraizamiento del cuerpo  mediante cualquiera de estas actividades que he mencionado,puede ser un recurso para después acceder a las competencia que requiere la función.

En todo caso todo esto implica un trabajo de toma de consciencia con la finalidad de dotarnos de más recursos.

A veces estamos tan acostumbrados a actuar de una forma que cambiar la dinámica instalada  supone una dificultad añadida . Solemos resistirnos mucho a cambiar. Por eso es frecuente que   tengamos que practicar muchas veces hasta llegar a interiorizar el cambio  y lograr hacerlo de forma más inconsciente.

En esos primeros momentos de romper con la  resistencia al cambio,  es bueno plantearnos qué nos puede ayudar a hacer ese cambio. Se trata de identificar el proceso del proceso, o meta-proceso, por ejemplo darse un tiempo de preparación antes de afrontar una situación de reto, puede ser un impulsor positivo de la nueva forma de interacción con las personas o el medio.

etiquetas: Descripción del puesto, apalancamiento, meta-proceso.

Escribir un comentario

Debe ingresar para publicar un comentario.