desarrollo organizacional, sentido compartido

“El Sentido Compartido”

organizaciones del futuro

He podido disfrutar durante este verano  de la lectura del nuevo libro de  Antonio Linares: “El sentido compartido. Sueño compartido, cambio compartido, valor compartido”.(www.elsentidocompartido.com)En él  nos invita a la reflexión  sobre el sentido del trabajo y cómo articular  las aspiraciones de sentido de las personas en el entorno  organizacional.

Cuando la organización desatiende alguno de los elementos que contribuyen a dar sentido al trabajo (la visión, los resultados, el poder, la cultura, la creación y la innovación) , entonces se producen desajustes internos que son síntomas de la pérdida de sentido.  Todo esto nos lo explica  desde una visión sistémica, para comprender cómo  el déficit de sentido que se da en las organizaciones  les lleva a puntos de desgaste y  ruptura interna. 

Buscar y encontrar sentido forma parte de nuestras necesidades más elementales, pues está vinculado a nuestra experiencia de realización personal. De ahí que cuando la organización entra en puntos fijos de sinsentido las personas se re-sienten y consecuentemente también la propia organización.

El racionalismo,  determinismo, mecanicismo y la digitalización del trabajo son factores que nos apartan  del  sentido de nuestra función   en las organizaciones.

A. Linares nos introduce en la  reflexión sobre cómo operan en las organizaciones los atrayentes del sentido: visión, poder, resultado, cultura, creación e innovación, de forma que cuando se produce un desequilibrio entre estos atrayentes, la organización sufre tensiones internas y disfunciones.

Propone hacer procesos participativos que ayuden a volver a un equilibrio. Nos habla de varios procesos :

  • La Conversación entre varios  que nos ponga ante la posibilidad  de compartir un sueño, una visión.
  • También el proceso que lleve al cambio de las relaciones internas.  Tanto  los  líderes  como sus  colaboradores aspiran  abrazar un nuevo sistema de relaciones y para eso necesitan generar compromiso y responsabilidad compartida.
  • Por último, plantea la opción de conversar ente varios para crear comunidades de aprendizaje (emprendedores, universidades con institutos tecnológicos o empresas, etc.)  con la finalidad de alcanzar un valor compartido (innovaciones, mejoras, nuevos ecosistemas…)

En fin, os invito a seguir esta línea de reflexión en esta época dominada por la tecnología, el gran auge de las redes sociales y su efecto “pingüino” (cuando los pingüinos saltan al agua en masa unos tras otros, simplemente lo hacen porque lo ha hecho el que está delante), el racionalismo y determinismo, que en muchas ocasiones nos llevan al déficit de sentido.

Escribir un comentario

Debe ingresar para publicar un comentario.